junio 25, 2022

Multimillonarios que viajaron al espacio trabajaron más de lo que esperaban en la ISS

Staff

Si pagas 55 millones de dólares por un viaje al espacio, lo que menos esperas es tener que trabajar, pero eso le pasó a los multimillonarios que visitaron la Estación Espacial Internacional.

Cuando alguien paga 55 millones de dólares por un viaje al espacio, quizá no tiene en mente que tendrá que trabajar. El pasado 8 abril despegó la misión Ax-1 de Axiom Space, la primera totalmente privada para llevar civiles al espacio. A bordo de la nave, proporcionada por SpaceX, viajaban cuatro personas, tres de ellas multimillonarios de distintos países. Tras 15 días en la Estación Espacial Internacional (ISS) y quedarse varados por las condiciones climáticas, regresaron a la Tierra y relataron su experiencia.

El 13 de mayo, durante una conferencia de prensa, los tripulantes reflexionaron sobre la travesía. Una de sus mayores quejas fue que tenían demasiado trabajo por hacer en el laboratorio de la ISS, según reporta SpaceNews. También señalaron que el arribo de los civiles ejerció más presión sobre los astronautas que viven y trabajan a bordo de la ISS, en especial al tratar de compaginar sus horarios.

“En esencia, la llegada del personal de Axiom pareció tener un impacto mayor al esperado en la carga de trabajo diaria de la tripulación profesional de la Estación Espacial Internacional”, dijo Susan Helms, exastronauta de la NASA y miembro del Panel Asesor de Seguridad Aeroespacial.

Los viajeros multimillonarios llevaban ‘tarea’

Aunque se trata de turismo espacial, los multimillonarios tenían la misión de realizar experimentos sobre holoportación, células humanas y lentes ópticos de alta precisión. Sin embargo, al no ser astronautas profesionales ni investigadores, y siendo su primera vez en el espacio, algunos experimentos les tomaron más tiempo del previsto.

Como ejemplo, el empresario e inversionista Larry Connor, quien viajó en la misión, citó un experimento que debía tomarles solo dos horas y media, y al final tardaron el doble de ese tiempo en completarlo.

“Nuestra línea de tiempo fue muy agresiva, especialmente al principio de la misión”, dijo Michael López-Alegría, exastronauta de la NASA que comandó la misión. “El ritmo era frenético al principio”.

Cabe mencionar que algunos de los módulos científicos solo tienen capacidad para que cuatro astronautas o menos trabajen a la vez. Por supuesto, los experimentos que debían llevar a cabo los civiles alteraron los horarios de los astronautas regulares de la ISS.

Los días ‘extra’ en el espacio les cayeron de maravilla

En un principio, la misión estaba programada para durar como 8 días, pero se extendió a dos semanas ante la imposibilidad de volver al planeta.

“Fue una bendición tener tiempo extra”, dijo López-Alegría. “Creo que estábamos tan concentrados en la investigación y el alcance en los primeros 8 o 10 días en órbita que necesitábamos tiempo adicional para completar la experiencia al tener tiempo para mirar por la ventana, contactar con amigos y familiares, simplemente disfrutar la sensación”.

Para Michael Suffredini, presidente de Axiom Space, estos problemas son “lecciones aprendidas” para futuras misiones. “Con el tiempo, reduciremos lo que tiene que hacer la tripulación”, dijo durante el encuentro con medios.

La compañía ya está alistando el lanzamiento de una segunda misión con civiles a la Estación Espacial Internacional en una nave Crew Dragon de SpaceX. De hecho ya vendieron tres de los cuatro asientos y uno de ellos es para un astronauta de los Emiratos Árabes Unidos.

Please follow and like us:
error

Deseas suscribirte?