Leif Eriksson, los Vikingos que descubrieron América

Leif Eriksson, los Vikingos que descubrieron América

Gabriela Godínez García

El autor de la novela histórica titulada “Leif Eriksson, los Vikingos que descubrieron América en el siglo XI”, Arturo Ortega Blake en entrevista exclusiva narra que esta obra, con una narrativa apasionante, surge como inspiración que dio un libro que llegó a sus manos, “El otro rostro de Colón”, mismo que fue elaborado por académicos de la Universidad de Sevilla, en el que mencionan que Colón tenía un hermano llamado Bartolomé, quien fue enviado por el Vaticano a buscar un mapa Vikingo.

Arturo Ortega Blake nos narra un resumen de su obra. “Esto nació de un libro que llegó a mis manos y empecé a leerlo, que se llama ‘El otro rostro de Colón’, y fue elaborado por unos doctores en Historia de la Universidad de Sevilla. Lo leí con mucho cuidado, porque me atrajo el tema, y resulta que ahí mencionaban que Colón tenía un hermano, Bartolomé, que fue enviado por el Vaticano a buscar un mapa vikingo, estamos hablando del siglo XVI, y que tenía que buscar un mapa vikingo del siglo XI, a Londres o Irlanda.

“Y dije, qué raro, de dónde sale este mapa vikingo, entonces ahí me interesó mucho estar leyendo sobre este mapa, que los vikingos habían llegado a América antes que Cristóbal Colón, y resulta que el mapa existía, y estaba grabada la ruta en una piel de cabra. Ahí empezó mi interés por leer sagas vikingas, las sagas son las historias de ellos, son como nuestros códices, y ves que los códices están en papel amate y están grabados con glifos y toda la simbología, toda la historia de los mexicas. Entonces, igualito, tienen en rúnico, grabada toda las historia de los vikingos del siglo XI”.

Señaló que de este mapa se han hecho copias, hay muchas falsificaciones, mismo que le atrajo mucho a Erick “El Rojo”, estamos hablando del año 980, 988. Erick El Rojo fue expulsado de Noruega por asesinato, y lo mandaron a Islandia, y ahí él volvió a asesinar, por unas vigas de madera, que para ellos eran muy preciadas, con un vecino se molestó Erick y le dijo dos vigas, dos hijos, y asesinó a los dos hijos de ese vecino. Entonces el althing, que es una asamblea popular, (en Islandia todavía existe), formada por godars o representantes, lo desterró.

El autor menciona que entonces Erick se fue con su familia a Groenlandia, y ahí estuvieron trabajando en un asentamiento muy inhóspito, duraron tres años, y regresaron a Islandia, pero los rechazaron de nuevo. Pero hizo una estrategia para invitar a los islandeses, en Reikjkiavic, a buscar nuevas tierras, a las cuales llegaron y le puso el nombre de Groenlandia, que significa “tierra verde”, sin embargo no hay tierra verde, salieron muchos barcos, seis o siete barcos, hasta que llegaron a Groenlandia, y ahí se establecieron, y curiosamente ahí se enteró Erick del Mapa de Herjolfsson, y lo conoció.

Mencionó que cuando estuvo con Herjolfsson le confirmó la existencia de esa tierra al sur de Groenlandia, por lo que Erik “El Rojo” y su clan  empezaron la preparación para ese viaje, y lo hicieron, pero Erick no abordó ningún barco, porque se fracturó una pierna tres días antes de que zarparan, entonces quien dirigió el viaje fue su hijo, Leif Eriksson, entonces se lanza y llegan a las hasta Terranova, en las costas del norte canadiense. Estaban sorprendidos. Las sagas que describen toda la llegada dicen que Leif se asombró por las grandes extensiones de los pastizales, como nunca los habían visto.

Ortega Blake, indicó que algo que le interesó mucho, y así es como va narrando toda la vida del navegante, situación que dijo, deberían de haber hecho todos los biógrafos de Cortés o de Colón, de qué estaba pasando exactamente en el norte de Canadá, cuando ellos estaban planeando lanzarse hacia los mares del sur.

Por último mencionó que lo más importante es que además de que se lea este libro, que se considere que las sagas están, y son también documentos históricos. Es la historia de los viajes y cosmovisión escandinava. Que los  lectores descubran que hubo una gran vikinga guerrera que llegó a Terranova, y que el primer europeo que nace en América, fue vikingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *