Economía

El mundo entró a una grave crisis alimentaria, por COVID y Guerra Rusia vs Ucrania

  • Pasó de 80 millones en situación de hambruna a 325 millones.
  • México ya está sufriendo un brutal desabasto de fertilizantes.

El mundo está entrando en una problemática severa de hambruna, derivado de la pandemia por el COVID y multiplicada por la guerra de Rusia con Ucrania, afirmó el dirigente empresarial y vicepresidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (COMCE), Guillermo Romo Romero, quien precisó que esta alarmante noticia es una de las conclusiones que atestiguó en el pasado Foro Económico Mundial, de Davos, Suiza.

“La conclusión a nivel mundial es que nadie se esperaba este conflicto Rusia y Ucrania, y esto está haciendo una disrupción muy fuerte en todas las cadenas de suministro, al grado de estar hablando de un tema de inseguridad alimentaria, que provoca inanición. Se pasa de 80 millones de personas en un estado de hambruna, luego Covid lo lleva a 130 millones, y este conflicto Rusia Ucrania lo eleva a 325 millones, entonces esto genera muchas vertientes”.

Romo Romero agregó que esta situación conlleva a “una desestabilización importante a nivel mundial”, ya que crecerá de forma exponencial y descontrolada la migración ilegal

“Ya estamos hablando de un tema de supervivencia, de hambre, esto es mucho más grave que cualquier otra cosa”, sentenció.

Otra vertiente, además de la económica, dijo, es que en los países pobres hay poca penetración de vacunación, no sólo contra Covid, sino contra otras enfermedades, lo que a su vez genera un problema de adicional de salud pública en las naciones receptoras de migrantes.

Sobre el incremento substancial de la hambruna, el empresario explicó que Ucrania es uno de los principales productores de granos, por lo que la guerra afecta directamente a otras naciones,

“Pocos saben que Ucrania alimenta a más de 400 millones de personas en todo el mundo, y están atacando la producción de granos que genera Ucrania, así como los puertos y aeropuertos, y entonces esto genera un problema de inseguridad alimentaria, un tema social muy grave, una desestabilización mundial muy fuerte”.

Además, destacó que Rusia es uno de los principales productores de fertilizantes. De hecho, 25% de estos productos que se consumen en México venían de allá.

“Por la guerra se ha propiciado un incremento de aproximadamente de 75% en los precios de los fertilizantes; además, el desabasto es brutal; esto genera una inflación importante, y no solamente porque hay más demanda, sino porque no hay suministro de fertilizantes y todo eso va a romper una cadena alimenticia importante, entonces tenemos que pensar no solamente en inflación, porque va a pegar todavía más fuerte, va a lastimar a las pequeñas y medianas empresas de forma más intensa, y sobre todo al más pobre. Es un problema grave que va a pasar a tener más pobres”.

Ante esta grave situación mundial y que en México ya hay afectación directa, se debe generar una serie de estrategias reales, conjuntas entre empresarios, científicos y gobierno. “Debemos meternos en la producción de fertilizantes locales, meternos mucho en materia orgánica, y tenemos que enfrentar esta crisis de una forma creativa y conjunta, es la única manera de atacar esta problemática”.

Please follow and like us:

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

Deseas suscribirte?